[VIDEO] Tocando el extremo de sus dedos de los pies podrá saber si tiene un problema del corazón o no!

Rigidez en las arterias, a menudo ocurre con la edad, está relacionada con un mayor riesgo de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares. Un nuevo estudio publicado este año en la revista Corazón y fisiología circulatoria sugiere, sin embargo, que puede haber una nueva manera de probar al menos la salud de tu corazón en tu propia sala de estar. Sentarse en el suelo con las piernas estiradas hacia fuera delante de ti, los dedos de los pies apuntando hacia arriba. ¿Eres lo suficientemente flexible como para tocar los dedos? Si es así, entonces las arterias cardíacas, probablemente, también son flexibles.




En el experimento del estudio, los científicos de la Universidad del Norte de Texas y varias universidades japonesas reclutaron 526 adultos sanos entre las edades de 20 y 83 y se realizó el test básico de sentarse y alcanzar lo descrito anteriormente, aunque sus extensiones se midieron con la precisión de dispositivos digitales. Teniendo en cuenta la edad y el sexo, los investigadores ordenaron a los sujetos en grupos, de alta flexibilidad y pobre flexibilidad.
                                                                INTERESANTE VIDEO. CLIC AQUI 

SUSCRIBETE ANUESTRO CANAL. CLIC AQUI ⬇⬇⬇

 
Las paredes arteriales flexibles permiten que la sangre se mueva libremente a través del cuerpo. Las arterias rígidas requieren que el corazón trabaje mucho más para forzar la sangre a través de los vasos inflexibles y con el tiempo podría, de acuerdo con Kenta Yamamoto, un investigador en el norte de Texas y autor principal del estudio, contribuir a un mayor riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular.




 
Lo investigadores encontraron una clara correlación entre los cuerpos rígidos y arterias poco flexibles en sujetos mayores de 40. Los adultos con pobres resultados en la prueba de sentarse y alcanzar también tendían a tener relativamente altas lecturas de rigidez arterial. En resumen, el estudio concluyó que “un cuerpo menos flexible indica la rigidez arterial, especialmente en los adultos de mediana edad y de edad avanzada”. Esta correlación no se encontró en los menores de 40, incluso cuando el género y la forma física se consideraron como factores.




 
Estos resultados no significan, por supuesto, que las personas en el grupo inflexibles estan en peligro inminente de un ataque al corazón el día de Navidad. La rigidez arterial no indica ni conduce inevitablemente a las enfermedades arteriales, enfatiza el Sr. Yamamoto. De hecho, un cierto grado de rigidez arterial es inevitable con la edad. Pero a más severas estén las arterias, menos eficaz será el corazón.
 
 
“¿Cómo es que los músculos rígidos en la espalda y las piernas están vinculados a los tejidos rígidos cerca del corazón? Es un problema que no se ha dilucidado completamente, dice el Sr. Yamamoto.




 
Así que es probable que, dice, las alteraciones en la composición de los tejidos musculares en la zona lumbar (incluyendo alteraciones relacionadas con el envejecimiento en la cantidad de colágeno en los músculos) podrían estar ocurriendo en las paredes arteriales, al mismo tiempo.




 
Lo que es sorprendente son algunos primeros indicios de que el aumento de la flexibilidad de alguna manera podría relajar las arterias, también. Eso fue lo accidental y, como hallazgo aún no replicado de un pequeño estudio realizado en 2008 en la Universidad de Texas en Austin. El estudio fue diseñado para examinar si el levantamiento de pesas aumenta la rigidez arterial. (No lo hizo, al menos en esta ocasión). No se esperaba mostrar ningún cambio en la función cardiaca, pero en el transcurso de 13 semanas el aumento de la flexibilidad de las arterias fue más de un 20 por ciento.
 
El Sr. Yamamoto y sus colegas están llevando a cabo un ambicioso estudio para determinar si afecta directamente a las arterias. Los resultados no estarán disponibles durante algún tiempo. Hasta entonces, el Sr. Yamamoto dice, lo mejor es tener en cuenta tu flexibilidad (o falta de ella) como un marcador de la elasticidad arterial probable.




 
“Si puedes tocar los dedos en la prueba de sentarse y alcanzar, tu flexibilidad es buena”, dice.
 
Si no puedes, podrías considerar la posibilidad de hablar con tu cardiólogo. Aunque, recordar, como señala el Sr. Yamamoto arterias estrechas no son necesariamente arterias enfermas.
INTERESANTE VIDEO. CLIC AQUI ⬇ 

MUJER LOGRÓ ADELGAZAR SU BARRIGA CON CANELA EN POLVO, MIRA COMO LO HIZO!

SUSCRIBETE ANUESTRO CANAL. CLIC AQUI

PUBLICIDAD QUE TE RECOMENDAMOS

loading...