Remedios con damiana para impotencia, afrodisíaco y más que te podrían interesar

La damiana, también llamada té de México, hierba de la pastora y oreganillo, es un arbusto, perteneciente a la familia de las turnáceas, que puede llegar a medir 1 metros de altura.


Sus pequeñas hojas son de colores verde pálido, lanceolados y estrechos, con el borde aserradotienen los márgenes dentados y son más claras por el envés.

Las flores de la daminana son, hermafroditas, pequeñas y de colores azules o amarillas. Florecen durante los meses de julio y agosto.

Su desarrollo óptimo se realiza en suelos secos, con una temperatura cálida y en áreas protegidas del viento. La germinación se realiza en el invernadero y se mantiene hasta pasar el primer invierno; con esto, se evita la pérdida de plántulas por las heladas, que se trasplantan a inicios del verano siguiente. La propagación puede realizarse mediante la división de matas a inicios de la primavera o durante el otoño.

Para uso medicinal se recogen las hojas, justo cuando la damiana está en plena floración. Se secan al sol y se guardan en envases cerrados protegidos de la luz y la humedad.

Las culturas mayas y aztecas han usado la damiana para superar periodos de debilidad y como afrodisíaco y debido a su agradable sabor aromático, también se ha empleado como sustituto del té.

También se consideraba una planta mágica al usarse durante ceremonias rituales por su capacidad de generar visiones (éstas podían durar hasta una hora].

A continuación conoce las propiedades de la damiana y algunos remedios con esta planta:

Propiedades curativas


La damiana contiene damianina, cimol, cineol, betacadineno, betapineno, alfacopaeno, arbutina, litosina, gonzalitosina, taninos, glicósidos cianogénicos, clorofila y albuminoides.

Los beneficios de la damiana son múltiples: Tonifica y recupera los nervios y el cerebro del agotamiento. En este sentido, combate la fatiga, proporcionando energía y vigor sin que se produzca sobreestimulación o ansiedad tal como ocurre con otros estimulantes. Su acción es suave y no provoca adicción.


Es de gran ayuda en caso de astenia característica de las épocas del año con poca luz solar, que cursan con tristeza. Además, ayuda a levantar el ánimo cuando existe falta de interés, depresiones leves, estados de abatimiento y falta de concentración.

Igualmente, se ha considerado que fortalece la zona urogenital y, por ello, ayuda a superar problemas de deficiencia sexual, frigidez, impotencia y eyaculación precoz. En la mujer, ejerce una acción hormonal y se usa para regular los ciclos menstruales.

La damiana tiene también propiedades antisépticas y diuréticas por eso se emplea como remedio en infecciones urinarias y cistitis. Al aumentar la producción de orina, también resulta útil para prevenir la formación de piedras en los ríñones.

Se usa, además, en enfermedades del aparato respiratorio, como bronquitis y asma, ya que posee propiedades antibacterianas lo que permite liberar de elementos patógenos a las vías respiratorias y, a la vez, facilita la respiración al eliminar las secreciones acumuladas en los bronquios. También se aconseja usar los aceites esenciales de la damiana para calmar la tos, especialmente la nocturna, y así poder dormir mejor.

La damina, al tener un leve efecto laxante, se usa para tratar los casos de estreñimiento, ya que induce los movimientos intestinales.

Remedios con damiana

Remedio energizante con damiana Verter 1 cucharadita de hojas secas de damiana a una taza con agua que esté hirviendo. Dejar reposar de 10 a 15 minutos y colar. Tomar hasta tres tazas cada día procurando no tomarla antes de acostarse.




Remedio afrodisiaco con damiana Tomar de 40 a 60 gotas de extracto fluido de damiana (se vende en las herboristerías y farmacias) tres veces al día, disueltas en un vaso de agua (endulzada con un poquito de miel, si se prefiere), después de las comidas, mañana tarde y primeras horas de la noche. Seguir con el remedio durante dos semanas, descansar una y volver a tomar otra serie. Otra posibilidad es hacer una sola toma de 60 gotas por la mañana durante tres semanas, descansar una y volver a tomar otras tres semanas.

Remedio con damiana para la impotencia sexual: Hervir 1 cucharada de damiana, otra de yerba mate y otra de fenogreco medio litro de agua por 8 minutos. Tapar y dejar refrescar. Tomar a lo largo del día

Remedio con damiana para aliviar los sofocos o calores en la menopausia: Poner 2 cucharadas de damiana en una taza de agua que esté hirviendo. Beber una taza a diario hasta que cesen los sofocos.

Remedio con damiana para la frigidez: Verter en 1 taza de agua que esté hirviendo 1 cucharada de damiana. Retirar del fuego, tapar y dejar refrescar. Filtrar y beber una taza cuando se requiera.

Recomendaciones

La damiana está contraindicado durante el embarazo y la lactancia y en quienes padezcan hipertensión arterial, enfermedad coronaria, ansiedad, nerviosismo einsomnio.

No se debe tomar con otros estimulantes.

No sobrepasar las dosis indicadas, pues en cantidades elevadas actúa como purgante.

PUBLICIDAD QUE TE RECOMENDAMOS

loading...
Close