7 hábitos que sueles ignorar y que perjudican tu peso en gran manera!

7 hábitos que sueles ignorar y que perjudican tu peso en gran manera!

 
 
Cuando queremos perder peso somos muchos los que confiamos ciegamente en los productos light, sin tener en cuenta que la única diferencia es que estos contienen algunas calorías menos, pero tampoco significativas.

 




Tras notar un aumento de peso corporal es normal revisar la alimentación y culpar a los excesos de comidas o calorías; sin embargo, lo que muchos no se alcanzan a imaginar es que no siempre la dieta es la culpable de esos kilos de más.
 
Si bien es cierto que los alimentos desempeñan un papel primordial al momento de adelgazar, hay una serie de hábitos que se deben revisar porque pueden convertirse en el obstáculo para lograr ese peso deseado.
 
Como sabemos que muchos ignoran cuáles son, en esta ocasión queremos compartir 7 de ellos, con el fin de ayudar a reconocerlos para que todos procuren evitarlos a partir de ahora.
 
1. Dormir menos de lo adecuado
 
Recortar la cantidad de horas para dormir no solo afecta el rendimiento físico al día siguiente, sino que influye en el mayor riesgo de aumento de peso.




 
Esto dado a que en el periodo de descanso el organismo trabaja para restaurar su energía y se deshace de muchas de las toxinas que lo perjudican.
 
Dormir menos de 7 horas aumenta la ansiedad por la comida, reduce el gasto energético y, aunque no sueles darte cuenta, hace que elijas más alimentos hipercalóricos durante el día.
 
Es primordial respetar las horas de sueño y procurar que sean sin interrupciones.
 
2. Estar sometidos al estrés
Los constantes episodios de estrés son un factor ya conocido entre los que tienen dificultades para reducir su peso corporal.
 
Aunque al principio parece que solo actúa a nivel psicológico, también tiene repercusiones en la salud física y el metabolismo.
 
Estar sometidos constantemente a este, ralentiza la capacidad para quemar calorías y aumenta la ansiedad por la comida.
 
Entre las estrategias para reducirlo se incluye la práctica diaria de técnicas de relajación, los masajes o los ejercicios de respiración.
 
3. Comer viendo televisión




 
La televisión y todo tipo de aparatos electrónicos son un distractor para el cerebro, ya que le impiden registrar de forma adecuada lo que nos estamos comiendo.
 
Preferir comer frente a la pantalla de estos dispositivos aumenta la tendencia a ingerir calorías en excesos e incluso puede influir en los problemas digestivos.
 
Por lo general, este tipo de distractores hace que comamos más rápido, sin masticar bien y sin tener en cuenta las porciones que estamos ingiriendo.
 
4. Tener mucha confianza en los productos de dieta
Uno de los mayores errores que cometen algunos al adoptar una dieta es basarla en los alimentos cuyas etiquetas llevan impresa la palabra “light” o la frase “sin azúcar”.
 
El problema es pensar que esto indica que son libres de calorías o mucho más saludables que los de su versión normal.




 
La verdad de este tipo de productos es que tan solo disminuyen un poco su contenido de calorías al tener menos de grasas y azúcares.
 
Por ejemplo, si el producto normal contiene 8 gramos de grasa, el “light” puede que tenga solo 5 gramos. Es decir que, de igual forma, pueden hacernos aumentar de peso si no se comen de forma moderada.
 
5. Usar internet excesivamente
 
El impacto que ha tenido la tecnología en los últimos años nos ha hecho consumidores diarios de múltiples servicios que nos ofrece internet.
 
No obstante, no moderar su uso puede conducir a una serie de consecuencias tanto a nivel físico como emocional.
 
El pasar mucho tiempo frente al ordenador no supone mayor gasto energético, lo que influye en el aumento de peso corporal.




 
Además, el estar tan distraídos suele impedir la elección de buenos alimentos para la dieta y, en algunos casos, hace que muchos se salten comidas principales.
 
6. Tomar bebidas alcohólicas
Las bebidas alcohólicas suelen ser infaltables en las fiestas, las reuniones de amigos y muchos otros momentos.
 
Lo que la mayoría no tiene en cuenta es que estas también inciden en el aumento de peso, pues contienen una cantidad significativa de calorías y aumentan la acumulación de toxinas en los órganos vitales.
 
Al ingerir demasiado alcohol, el organismo tiene que poner todos sus esfuerzos en metabolizar sus compuestos en lugar de trabajar con los alimentos.
 
7. Comer fuera de casa
 
Todos los expertos en salud y nutrición coinciden en que la comida casera es mucho más saludable que las que ofrecen en los restaurantes.
 
Esto debido a que da la posibilidad de elegir los alimentos para que cada plato sea de la mejor calidad y controlado en calorías.
 
También se ha descubierto que las personas que comen con frecuencia fuera de casa tienen más tendencia a elegir comidas poco saludables, basándose en el precio, el sabor y la practicidad.




 
Es muy probable que durante todo este tiempo hayas ignorado estos hábitos al momento de tomar la decisión de perder peso.
 
Si te sientes identificada, procura evitarlos a partir de ahora y trata de centrar todos tus esfuerzos en mantenerte 100% saludable para lograr tu objetivo.

PUBLICIDAD QUE TE RECOMENDAMOS

loading...
Close