5 remedios caseros para ayudarte a controlar el exceso de flujo vaginal

Para obtener los mejores resultados a la hora de regular los problemas de flujo es conveniente combinar los tratamientos tópicos con los de consumo oral y, ante lo menor duda, consultar con el ginecólogo.


El flujo vaginal desempeña un papel principal en la salud íntima de la mujer, ya que, además de ser un lubricante natural, cuenta con bacterias saludables que ayudan a evitar el ataque de agentes infecciosos.

En su estado natural, este tiene un color transparente o blanquecino, no genera malos olores y suele producirse en pequeñas cantidades.

Esto quiere decir que el pH de la zona está en niveles estables y, por lo tanto, se encuentra protegido ante bacterias y levaduras.

No obstante, en algunas ocasiones, se puede alterar tanto en color, como olor y textura, indicando la presencia de microorganismos dañinos.




Como consecuencia se desarrollan incómodos síntomas como el mal olor, la picazón y la producción excesiva de fluidos, lo que provoca inseguridad y molestias en la vida sexual.

Por fortuna, hay varios remedios naturales que, por sus propiedades, regulan el pH vaginal para acelerar el alivio de estos problemas.

En el siguiente espacio queremos compartir los 5 mejores para que los apliques cuando te aquejen.

  1. Caléndula

Tanto la infusión como el aceite de caléndula son soluciones naturales que ayudan a disminuir el exceso de flujo vaginal, así como la irritación y el mal olor.

Sus compuestos antibióticos y antiinflamatorios protegen la flora microbiana de la zona, inhibiendo el crecimiento de hongos, bacterias y virus.

Ingredientes

2 cucharadas de flores de caléndula (20 g)

2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

Incorpora las flores de caléndula en el agua hirviendo y déjala reposar entre 15 y 20 minutos.

Cuando esté tibia y concentrada, fíltrala y aplícala.

Modo de uso

Realiza baños de asiento con la infusión y enjuaga las zonas externas de la vagina.

Repite su uso todos los días hasta restablecer el pH.

  1. Vinagre de manzana orgánico

El vinagre de manzana orgánico contiene ácidos naturales que ayudan a controlar el crecimiento de los hongos y bacterias en la zona vaginal.

Sus propiedades antimicrobianas y antimicóticas evitan la proliferación de agentes infecciosos y, a su vez, protegen las bacterias saludables de la flora.

Ingredientes

6 cucharadas de vinagre de manzana (60 ml)

2 tazas de agua (500 ml)

Preparación

Incorpora el vinagre de manzana en agua tibia y remuévelo para que se diluya bien.




Modo de uso

Enjuaga las áreas externas de la zona íntima con la solución.

Repite su uso 2 veces al día, todos los días.

  1. Aloe vera

La aplicación directa de aloe vera en el área vaginal puede controlar el crecimiento de microorganismos que provocan alteraciones en el flujo.

Esta sobrepone los lubricantes naturales en el área y, a su vez, alimenta las bacterias saludables que frenan la acción de los agentes dañinos.

Ingredientes

3 cucharadas de aloe vera (45 g)

2 gotas de aceite de árbol de té

Preparación

Combina el gel de aloe vera con un par de gotas de aceite esencial de árbol de té.

Modo de uso

Frota el gel en las zonas externas de la vagina y déjalo actuar 30 minutos.

Enjuaga con agua tibia y repite su uso 2 veces al día.

Haz el mismo tratamiento hasta controlar la infección y el exceso de flujo.

  1. Cilantro

El consumo de infusión de cilantro es uno de los remedios que pueden reducir el exceso de flujo vaginal de forma interna.

Sus propiedades antibacterianas y antiinflamatorias frenan la acción de los agentes infecciosos y, a su vez, restablecen el pH alterado.

Ingredientes

1 cucharadita de semillas de cilantro (5 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Incorpora las semillas de cilantro en una taza de agua hirviendo y déjala reposar 20 minutos.


Modo de uso

Cuela la infusión y consúmela en ayunas, mínimo durante 7 días.

  1. Alholva

Las semillas de alholva o fenogreco ayudan a controlar la actividad hormonal para disminuir los fluidos vaginales excesivos y el mal olor.
A estas se le atribuyen efectos similares a los que provocan los estrógenos, lo cual es determinante para el ciclo menstrual y la salud reproductiva.

Ingredientes

1 cucharada de semillas de alholva (10 g)

1 taza de agua (250 ml)

Preparación

Sumerge una cucharada de semillas de alholva en una taza de agua y déjalo reposar toda la noche.

Modo de uso

Filtra el líquido con un colador y consúmelo en ayunas, durante 7 o 10 días.

¿Notas alteraciones en tu flujo vaginal? Si es así, prueba cualquiera de los remedios mencionados y contrólalo antes de que se generen infecciones de mayor cuidado.

INTERESANTES VIDEOS. SUSCRIBETE Mi CANAL "Consejeros De Salud''

Una Pausa En La Tierra Provocada Por La Eternidad !. NO LO IGNORES Y COMPARTELO.

PUBLICIDAD QUE TE RECOMENDAMOS

loading...