Descubre el síndrome del seno del tarso. Podría ser la causa de ‘Dolor de Tobillo’

¿Qué es el Síndrome del Seno del Tarso?
 
El Síndrome del seno del tarso fue definido desde 1958 por O´Conor como conjunto de signos y síntomas caracterizados por dolor en las regiones laterales del talón acompañado de sensación de inestabilidad, manifestándose de forma persistente y frecuentemente aumenta al estar de pie o caminar por tiempo prolongado.




El tobillo es una de las articulaciones del cuerpo que se lesionan con mayor frecuencia, el síntoma mas importante que genera es el dolor. Dentro de las causas mas importantes de dolor en tobillo o talalgia se encuentra el Síndrome del Seno del Tarso, en este articulo te explicaremos en que consiste esta patología y cual es su tratamiento.

Esta enfermedad está asociada en la mayoría de los casos a lesiones traumáticas, independientemente de la severidad del traumatismo. Se ha descrito su relación con lesiones leves como esguinces e incluso fracturas de tobillo, sin embargo hay un menor número de pacientes cuya causa no responde a etiología traumática.

 
Por lo tanto si en algún momento sufriste un traspié y presentaste dolor de fuerte intensidad con aumento de volumen y limitación para mover el tobillo que alivió a los días, probablemente hayas sufrido un esguince de tobillo que representa un antecedente importante para padecer más adelante del Síndrome del Seno del Tarso.
 
¿Cómo está conformado el Tobillo?
 
Previo a la explicación de ¿Por que se produce el dolor en el talón o talalgia?, debemos saber cuáles son las estructuras implicadas. Esta es una de las articulaciones fundamentales para mantenernos de pie y la distribución adecuada del peso del cuerpo, cualquier alteración en la biomecánica del mismo será causal de dolor y predisposición a la lesiones del mismo.




Son múltiples las estructuras involucradas en la estabilidad de esta articulación, principalmente ligamentos y cualquiera de estos al lesionarse puede condicionar a la aparición del dolor.
 
El tobillo y retropié están conformados por la articulación de los siguientes huesos
 
Articulación del Tobillo: Tibia-Peroné y Astrágalo
 
Articulación de Subastragalina: Astrágalo y Calcáneo, estos conforman dos articulaciones una anterior y otra posterior. ¿Que es el Seno del Tarso?
 
INTERESANTE VIDEO!
 
Entre las 2 articulación de los Huesos Calcáneo y Astrágalo, se encuentra el seno del tarso o también denominado Túnel Calcaneo-Astragalino de Farabeuf, el cual se describe como un embudo que se dirige de atrás hacia adelante, el techo esta formado por el cuello del astrágalo y el piso por el calcáneo.
 
En su interior se ubica el ligamento interóseo, ligamento cervical, ligamento anular, y expansión del ligamento pedio. Además contiene tejido adiposo o graso y cuenta con gran cantidad de fibras nerviosas.




 
Es importante recordar las estructuras que intervienen en la estabilidad del tobillo, estos ligamentos podemos dividirlos esquemáticamente en 4 grupos:
 
Ligamentos Colaterales Mediales o Tibiales: ligamento deltoides.
 
Ligamentos Colaterales Laterales o Peroneo: ligamento Peroneoastragalino anterior, peroneoastragalino posterior y el peroneocalcaneo.
 
Ligamentos del Seno del Tarso: ligamento astragalocalcáneo y el ligamento cervical.
 
Ligamentos Tibio Peroneos: ligamento tibioperoneo anterior y ligamento tibioperoneo posterior. En los esguinces de tobillo los ligamento que más se lesionan son los colaterales peroneos o laterales principalmente el peroneoastragalino anterior y el ligamento cervical perteneciente a los ligamentos del Seno del Tarso.
¿Cuáles son los síntomas del Síndrome del Seno del Tarso?
 
Dolor: es el principal síntoma referido por el paciente, se presenta en la cara lateral o externa del pie específicamente en la zona del tobillo, generalmente difuso. Además es común que se irradie o se transmita hacia el maléolo externo o a la porción posterior de la pierna. El dolor se desencadenado a la bipedestación (estar de pie) y durante la marcha.
 
Inestabilidad o inseguridad de la articulación del tobillo. Si usted padece de estos síntomas es necesario que acuda a su médico tratante, quien al examen físico podrá evidenciar los siguientes signos clínicos:
 
Al palpar el seno del tarso se reproduce el dolor.
 
Dolor a la movilización de la articulación Subastragalina llevando el pie a la posición de eversión (hacia afuera) e inversión (hacia adentro).
 
Generalmente no presenta inflamación, ni cambio de coloración ni aumento de temperatura ni alteraciones en la circulación ni neurológicas.
 
¿Por qué se produce el Síndrome del Seno del Tarso?
 
Se han descrito diversas causas de esta enfermedad, como lo mencionamos al inicio del artículo está íntimamente relacionada con traumatismos en el tobillo, por lo que generalmente sus causas se dividen en dos grandes grupos traumáticos y no traumáticos:
 
Causas Traumáticas: representan cerca del 70 % de los casos de síndrome del seno del tarso, el paciente refiere que anteriormente sufrió algún traumatismo como esguinces de tobillo o fracturas.
 
Causas No Traumáticas: representan el 30% restante en las cuales se incluyen:
Artrosis de la articulación Subastragalina: proceso degenerativo de la articulación calcáneo-Astragalina.
 
Alteración estática del retropié: el valgo o varo de talón que se describe como la desviación del tobillo hacia adentro o afuera.
 
Enfermedad inflamatorias y por microcristales.
Es importante resaltar que hay factores de riesgo que asociados a las alteraciones estáticas de retropié condicionan a padecer este tipo de enfermedades, uno de los más importantes es el sobre peso.
Diagnóstico del Síndrome del Seno del Tarso
 
El diagnostico de esta patología es netamente clínico, es decir, se basa en los hallazgos que obtendrá su médico durante el interrogatorio y examen físico, sin embargo se han realizado múltiples estudios artroscópicos y resonancia magnética que han demostrado hallazgos importantes que comprueban el diagnostico.
 
La artroscopia se describe como un procedimiento quirúrgico que permite la visualización de la articulación con una pequeña cámara. De forma que permite ver las estructuras de la articulación explorada.
 
Entre los principales estudios realizados podemos mencionar la intervención artroscópica llevada a cabo por Frey C, Feder KS y Di Giovanni C en la cual tras la evaluación de 14 pies con diagnóstico de síndrome del seno del tarso hallaron:




 
10 pacientes con Rotura Ligamentosas
 
2 pacientes con fibrosis
 
2 casos de patología degenerativa A su vez Taillard también a través de la artroscopia encontró en todos sus pacientes anormalidades en los recesos sinoviales del seno del tarso.
 
La Resonancia Magnética es un estudio de imagen, que no emplea radiación, no es doloroso y permite evaluar la integridad de las estructuras de la articulación. En un estudio realizado por Lektrakul donde se evaluaron 42 pacientes con el diagnóstico del Síndrome del Seno del Tarso se evidencio gracias a este estudio que 11 de los pacientes tenían rotura de los ligamentos interóseo y cervical y otros 3 casos con rotura de ligamento cervical.
 
También en un estudio realizado con resonancia magnética se determinó que pacientes con diagnóstico de artritis reumatoide que referían dolor en el talón presentaban afección leve, moderada y grave del seno del tarso.




 
Tratamiento
 
En la mayoría de los casos basta con un tratamiento conservador, el cual se basa en la infiltración de corticoesteroides o anestésicos locales en el seno del tarso. Dicho procedimiento es también diagnostico ya que al realizar la inyección si alivia el dolor se confirma que se trata del Síndrome del seno del Tarso.
 
Corticoesteroides
 
Son medicamentos antiinflamatorios potentes, en este caso se inyectan directamente en la articulación. Esto se realiza con una jeringa, se pincha la piel y posteriormente se penetra a la articulación tras la aspiración se procede a introducir el medicamento. Luego de la aplicación del corticoesteroide se recomiendo reposo durante 48 horas de la articulación.




 
Dentro del tratamiento conservador se puede indicar tratamiento rehabilitador como movilización de la articulación, terapia manual, electroterapia, fortalecimiento de los músculos del tobillo y el pie, vendaje para estabilizar la articulación y plantillas o zapatos especiales para limitar la inestabilidad del talón.
 
Finalmente si no mejora el dolor posterior al tratamiento conservador será necesario recurrir al tratamiento quirúrgico a través de la artroscopia empleando una sinovectomía del seno del tarso.
 
Recuerda que los principales síntomas del Síndrome del Seno del Tarso es dolor en el tobillo persistente y difuso que puede durar meses, acompañado de inestabilidad, si presentas estos síntomas y anteriormente has sufrido de esguinces de tobillo acude a tu medico de confianza o especialista en traumatología para que confirme el diagnostico he inicies tratamiento con prontitud.

PUBLICIDAD QUE TE RECOMENDAMOS

loading...