7 árboles frutales que puedes hacer crecer dentro de la casa sin que te den problemas.

A diferencia de lo que muchos piensan, hay un montón de árboles frutales que puedes hacer crecer en tu hogar. Apostar por esta opción, sumará positividad, calma y color
 
Los árboles frutales son una excelente opción para decorar interiores, a la vez que cuentas con una deliciosa fuente de alimento. Con sencillas explicaciones conseguirás hacerlos crecer en tu sala, en macetas y sin mayores complicaciones.




Si amas las plantas y no cuentas con mucho espacio para disfrutarlas, el interior del hogar siempre es una buena alternativa. Ya sea que vivas en una casa pequeña o en departamento, sólo necesitarás una maceta amplia que pueda contener alguno de estos 7 árboles frutales. ¡Presta atención y manos a la obra!
 
 
7 árboles frutales que puedes hacer crecer en tu sala.
 
1. OLIVO:
 
De todos los árboles frutales es el más sencillo, el que menos cuidados requiere, el de mayor producción y el mejor auto polinizante. No compres especies ornamentales si deseas cosechar sus aceitunas. Las variedades recomendadas son Arbequina y Picholine.
 
Ambiente: Este árbol sólo necesita 6 horas de sol a diario, preferentemente orientado hacia el sur.
 
Cuidados: Riega cuando notes la tierra superior completamente seca. Disminuye la cantidad de agua en invierno.




 
2. MORAS:
 
 
La morera Enano Everbearing es una excelente opción de interiores.
 
Ambiente: Básicamente esta planta necesita calor y luz solar. Si mantiene una exposición solar permanente, todo el año, mejor.




Cuidados: Necesita una tierra enriquecida de maceta, común. Riega regularmente y necesitarás una maceta amplia para que pueda crecer cómodamente, aunque lo hará de forma lenta. Cosecha la fruta ni bien la notes madura.
 
3. HIGOS:
 
Si deseas una higuera que dé frutos, deberás evitar la especie “hojas de violín” o “Árbol lira” ya que, además de su tamaño, debes tener en cuenta su polinización.
 
Para obtener higos de interior, opta por la variedad “Ubique Noire”, también conocida como “negro largo” o ” turquía marrón”. Esta opción es una higuera más pequeña, se poliniza a sí misma y soporta la poda.




 
Ambiente: Esta variedad comestible necesita de la luz solar directa, brillante y, en lo posible, alinearla con una orientación al norte. Debe estar protegida del frío y de las corrientes de aire intensas.
 
Cuidados: Mientras más grande sea la maceta donde lo plantes, más grande será el árbol adulto. A su vez, un gran contenedor también te permitirá obtener más cantidad de frutas. En conclusión, busca una maceta más pequeña si deseas una higuera de menor tamaño.
 
Riégala al menos una vez a la semana, hasta que el agua comience a drenar por abajo. Poda cuando lo creas conveniente y para mantener el tamaño correcto.




 
4. AGUACATE:
 
Sinceramente, los árboles de aguacate de interior no dan buenas frutas, pero puedes intentarlo. Como primer consejo, haz crecer un injerto de una buena planta de aguacate, en vez de una semilla. Las variedades recomendadas: Wurtz, Gwen y Whitsell.
 
Ambiente: En épocas de calor, debe estar expuesto a una gran cantidad de luz solar, orientado hacia el sur.
 
Cuidados: El fondo de la maceta deberá contener un poco de arena y enriquece luego la tierra. El suelo siempre deberá estar húmedo, más no empapado.
5. PLÁTANO:
 
Para producir plátanos comestibles, necesitarás árboles frutales enanos como el Cavendish Súper Enano y el Enano Rojo.
 
Ambiente: Necesita de muchísima luz, pero de forma indirecta. Posiciona la planta orientada hacia el sur y deberás girarla para que toda la superficie reciba luz.




 
Cuidados: Crecerá en un suelo ligero, de turba y abonado mensualmente. Debes regarlo abundantemente, aunque espera a que la tierra seque por completo para hacerlo. Rocía sus hojas para simular humedad del ambiente.
 
6. LIMONES Y 7. LIMAS:
 
Ambiente: Como toda planta cítrica, necesita el máximo de luz solar: entre 8 a 12 horas diarias; ideal para jardines de interior o en salas con doble ventanal (lo que significa doble exposición). Durante el verano, incluso puedes sacarlo unas horas al aire libre si cuentas con balcón o jardín.
 
Cuidados: El suelo para plantar cítricos debe ser ligeramente ácido y a base de marga. A su vez, el ambiente debe estar húmedo (idealmente un 50%). Como hablamos del interior del hogar, puedes simular esa humedad rociando sus hojas con agua (spray) una vez al día. Riega cada vez que notes la tierra completamente seca.
INTERESANTES VIDEOS.

El remedio natural que te devuelve la audición como por arte de magia... NO LO IGNORES Y COMPARTELO.

PUBLICIDAD QUE TE RECOMENDAMOS

loading...